Guía de salud ante caída de ceniza volcánica

La ceniza volcánica se compone de finas partículas de roca volcánica fragmentada su color puede ir desde un tono gris claro hasta el negro, y pueden variar en tamaño: desde ser como arenilla hasta ser tan finas como los polvos de talco.

Las cenizas volcánicas recientemente caídas pueden tener un recubrimiento ácido que causa irritación en pulmones y ojos. Este recubrimiento ácido desaparece fácilmente con la lluvia, pero ésta puede arrastrarlas contaminando las reservas de agua local. La ceniza ácida también puede dañar la vegetación, haciendo fracasar las cosechas en la región afectada.

Los efectos de las cenizas volcánicas sobre la salud pueden ser clasificados en varias categorías: efectos respiratorios, síntomas oculares, irritación cutánea y efectos indirectos.

Efectos respiratorios

Durante algunas erupciones las partículas pueden ser tan finas que son aspiradas profundamente hasta el interior los pulmones.

Con una exposición prolongada, aun los individuos sanos experimentarán molestias en el pecho, acompañadas de aumento de tos e irritación

Los síntomas respiratorios agudos (inmediatos) más comunes incluyen:

·      Irritación y secreción nasal.

·      Irritación y dolor de garganta, algunas veces acompañados de tos seca.

·      Personas con problemas pulmonares previos pueden desarrollar síntomas severos de bronquitis que persisten durante algunos días después de la exposición a las cenizas (por ejemplo, tos seca, flema, sibilancias (pitidos) o disnea (falta de aire)).

·      Irritación en las vías respiratorias en personas con asma o bronquitis; respiración cortada, jadeo y tos son las manifestaciones más frecuentes en los asmáticos.

·      Dificultad para respirar

Síntomas oculares

La irritación en los ojos es un efecto común, ya que una porción de arenilla puede provocar dolorosas erosiones (rasguños) en la parte frontal del ojo (abrasiones en la córnea) y conjuntivitis. Las personas que utilizan de lentes de contacto deben ser especialmente conscientes de este problema y no ponerse las lentillas, para prevenir una abrasión en la córnea.

Los síntomas más comunes son:

·      Sensación de cuerpo extraño en los ojos

·      Dolor cular, escozor e inyección conjuntival (ojos rojos).

·      Secreción pegajosa o lagrimeo.

·      Abrasiones en la córnea o erosiones (rasguños).

·      Conjuntivitis aguda o inflamación del saco conjuntival que rodea el globo ocular, debido a la presencia de cenizas, lo cual produce enrojecimiento, ardor en los ojos y foto-sensibilidad.

Irritación cutánea

Aunque no es muy común, las cenizas volcánicas pueden producir irritación en la piel a algunas personas, especialmente si la ceniza es ácida.

Los síntomas incluyen:

·      Irritación y enrojecimiento de la piel.

·      Infecciones secundarias debido al rascado.

Efectos indirectos de la lluvia de cenizas

·      Efectos sobre las carreteras.

·      Efectos sobre la energía eléctrica.

·      Efectos sobre el abasto de agua.

·      Efectos en los servicios de saneamiento.

·      Riego por colapso de techos

·      Salud animal.

¿Como protegerme?:

·      Limitar los desplazamientos de vehículos

·      Reduzca las cenizas en su casa

·      Mascarillas protectoras

·      Protección ocular

·      Agua segura

·      Alimentos de la huerta

·      Limpieza

·      No exponer a los niños